Imperial Cleaning

Cómo acabó colgando de un balcón el niño rescatado por el "Hombre Araña" de París

In , with the success of the Fantastic Four , Marvel Comics editor and head writer Stan Lee was casting about for a new superhero idea.

Menú de navegación

La sirenita

Mis manos abren las cortinas de tu ser te visten con otra desnudez descubren los cuerpos de tu cuerpo Mis manos inventan otro cuerpo a tu cuerpo. Entro en ti, veracidad de la tiniebla. Quiero las evidencias de lo oscuro, beber el vino negro: Una gota de noche sobre la punta de tus senos: Al cerrar los ojos los abro dentro de tus ojos.

Y las sombras se abrieron otra vez y mostraron su cuerpo: Siempre hay abejas en tu pelo. No es un decir: Es un hacer que es un decir. Y apenas digo es real, se disipa. Idea palpable, palabra impalpable: Teje reflejos y los desteje. Los ojos hablan las palabras miran, las miradas piensan. Los ojos se cierran Las palabras se abren. De una puerta a morir hay poco espacio y apenas queda tiempo de sentarse, alzar la cara, ver la hora y enterarse: Hoy recuerdo a los muertos de mi casa.

Y alguien entre nosotros se levanta y cierra bien la puerta. Acecha en cada hueco, en los repliegues, vaga entre los bostezos, las afueras. Su silencio es espejo de mi vida, en mi vida su muerte se prolonga: La calle Es una calle larga y silenciosa.

El mundo cede y se desploma como metal al fuego. Entre mis ruinas me levanto, solo, desnudo, despojado, sobre la roca inmensa del silencio, como un solitario combatiente contra invisibles huestes. Y que mande a lo largo y a lo ancho de su reino entero que los antedichos libros con todos sus glosarios, ya condenados por los Doctores, sean echados a las llamas.

Pero si eventualmente se agotan y mueren, no importa. Le golpea la cabeza contra el techo del horno. Le golpea los pies contra el piso. Todo lo que podemos hacer es comenzar con lo que sabemos y hacer inferencias razonables.

Ciudades, aldeas y campamentos, todo lo devoro el fuego. Deben ser despojados de todos sus bienes, y ser perseguidos de acuerdo al debido proceso de la ley. Cocimos pues mi hijo, y le comimos.

La gente de la tierra de Palestina era muy malvada. Y eso parece algo terrible de hacer. Bueno, asumamos que hubiera dos mil de ellos, o diez mil, viviendo en esa tierra, o cualquier otra cantidad. Doctrinas y Convenios, Quiero que se sientan llenarse de una ola de odio. La sentencia de Dios sobre este sexo tuyo vive en esta era: Esto calienta las rocas, quema la piedra caliza, y derrite el hierro.

Ninguna censura es demasiado severa para esta moda.

Navigation menu

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.